Últimas publicaciones

Alimentos que no pueden comer los perros y gatos

Los perros y gatos son animales carnívoros, por lo que su dieta debe estar compuesta principalmente de carne. Sin embargo, hay algunos alimentos que son tóxicos para ellos y que pueden causarles graves problemas de salud, incluso la muerte.

  • Chocolate: El chocolate contiene teobromina, una sustancia que es tóxica para los perros. La cantidad de teobromina que es tóxica para un perro varía según su tamaño y peso, pero en general, una onza de chocolate negro puede ser fatal para un perro de 20 libras.
  • Uvas y pasas: Las uvas y las pasas pueden causar insuficiencia renal en los perros, incluso en pequeñas cantidades.
  • Ajo y cebolla: El ajo y la cebolla contienen compuestos sulfúricos que pueden dañar los glóbulos rojos de los perros, lo que puede provocar anemia.
  • Alcohol: El alcohol es tóxico para los perros y puede causarles problemas digestivos, deshidratación, depresión del sistema nervioso central e incluso la muerte.
  • Huesos de pollo, pavo o cerdo cocinados (en general cualquier hueso cocinado): Los huesos de pollo, pavo o cerdo pueden astillarse y causar perforaciones en el estómago o el intestino de los perros.
  • Productos lácteos: Los perros adultos no producen la enzima lactasa, que es necesaria para digerir la lactosa. Los perros que consumen productos lácteos pueden experimentar malestar estomacal, diarrea y vómitos.
  • Nueces de macadamia: Las nueces de macadamia son tóxicas para los perros y pueden causarles temblores, debilidad muscular, vómitos y diarrea.

Alimentos tóxicos para gatos

  • Chocolate: El chocolate contiene teobromina, una sustancia que es tóxica para los gatos. La cantidad de teobromina que es tóxica para un gato varía según su tamaño y peso, pero en general, una onza de chocolate negro puede ser fatal para un gato de 10 libras.
  • Cebollas y ajo: Las cebollas y el ajo contienen compuestos sulfúricos que pueden dañar los glóbulos rojos de los gatos, lo que puede provocar anemia.
  • Aguacate: El aguacate contiene persina, una sustancia que puede causar vómitos, diarrea y problemas respiratorios en los gatos.
  • Leche y productos lácteos: Los gatos adultos no producen la enzima lactasa, que es necesaria para digerir la lactosa. Los gatos que consumen productos lácteos pueden experimentar malestar estomacal, diarrea y vómitos.
  • Huesos de pollo, pavo o cerdo (en general cualquier hueso cocinado): Los huesos de pollo, pavo o cerdo pueden astillarse y causar perforaciones en el estómago o el intestino de los gatos.
  • Xylitol: El xylitol es un edulcorante artificial que se encuentra en muchos alimentos y bebidas, como chicles, dulces, galletas y helados. El xylitol es altamente tóxico para los gatos y puede causar hipoglucemia, convulsiones e incluso la muerte.

Alimentos de Navidad que pueden ser tóxicos para perros y gatos

En Navidad, es común que los perros y gatos estén expuestos a una gran variedad de alimentos que pueden ser tóxicos para ellos. Algunos de los alimentos de Navidad más peligrosos para perros y gatos incluyen:

  • Pasteles: Los pasteles contienen chocolate, pasas, nueces de macadamia y otros ingredientes tóxicos.
  • Galletas: Las galletas contienen chocolate, pasas, nueces de macadamia y otros ingredientes tóxicos.
  • Carnes ahumadas o curadas: Las carnes ahumadas o curadas contienen nitratos y nitritos, que pueden ser tóxicos para los perros y gatos.
  • Pata de jamón: La pata de jamón contiene huesos que pueden astillarse y causar perforaciones en el estómago o el intestino.
  • Vinos y licores: Los vinos y licores contienen alcohol, que es tóxico para los perros y gatos.

Consejos para evitar que su perro o gato coma alimentos tóxicos

Para evitar que su perro o gato coma alimentos tóxicos, siga estos consejos:

  • Mantenga los alimentos fuera del alcance de su perro o gato.
  • No le dé a su perro o gato alimentos de la mesa.
  • Lea las etiquetas de los alimentos cuidadosamente antes de dárselos a su perro o gato.
  • Si su perro o gato come algo que cree que puede ser tóxico, llame a su veterinario inmediatamente.

Al seguir estos consejos, puede ayudar a proteger a su perro o gato de los peligros de los alimentos tóxicos.

Publicado en: Consejos y Noticias

Deja un comentario