Últimas publicaciones

Plantas tóxicas para perros y gatos: un peligro que no hay que ignorar

Las plantas son un elemento decorativo habitual en las casas, pero también pueden ser un peligro para las mascotas, especialmente para perros y gatos. Algunas plantas contienen sustancias tóxicas que, si son ingeridas o absorbidas por la piel, pueden causar problemas de salud graves, incluso la muerte.

¿Qué plantas son tóxicas para perros y gatos?

Las plantas tóxicas para perros y gatos son muy variadas. Entre las más comunes se encuentran:

  • Hortensias: las hojas y las flores de las hortensias contienen cianuro, una sustancia que puede causar vómitos, diarrea, convulsiones y coma.
  • Hiedras: las hojas, las flores y los tallos de las hiedras contienen saponinas, sustancias que pueden irritar la piel, los ojos y el sistema digestivo.
  • Costilla de adán: las hojas y los tallos de la costilla de adán contienen oxalatos, sustancias que pueden causar irritación de la boca, la garganta y el tracto digestivo.
  • Adelfa: todas las partes de la adelfa son tóxicas, especialmente las flores y las semillas. La adelfa contiene glucósidos cardiotónicos, sustancias que pueden causar problemas cardíacos, convulsiones y coma.
  • Ciclamen: las hojas y las flores del ciclamen contienen saponinas, sustancias que pueden irritar la piel, los ojos y el sistema digestivo.
  • Dedalera: todas las partes de la dedalera son tóxicas, especialmente las flores y las semillas. La dedalera contiene glucósidos cardiotónicos, sustancias que pueden causar problemas cardíacos, convulsiones y coma.
  • Flor de flamenco: todas las partes de la flor de flamenco son tóxicas, especialmente las hojas y las flores. La flor de flamenco contiene saponinas, sustancias que pueden irritar la piel, los ojos y el sistema digestivo.
  • Hierba de mora: todas las partes de la hierba de mora son tóxicas, especialmente las hojas y las flores. La hierba de mora contiene saponinas, sustancias que pueden irritar la piel, los ojos y el sistema digestivo.
  • Philodendron: todas las partes del philodendron son tóxicas, especialmente las hojas y los tallos. El philodendron contiene oxalatos, sustancias que pueden causar irritación de la boca, la garganta y el tracto digestivo.
  • Dieffenbachia: todas las partes de la dieffenbachia son tóxicas, especialmente las hojas y los tallos. La dieffenbachia contiene oxalatos, sustancias que pueden causar irritación de la boca, la garganta y el tracto digestivo.
  • Flor de pascua: todas las partes de la flor de pascua son tóxicas, especialmente las hojas y las flores. La flor de pascua contiene glucósidos cardiotónicos, sustancias que pueden causar problemas cardíacos, convulsiones y coma.
  • Laurel: todas las partes del laurel son tóxicas, especialmente las hojas. El laurel contiene glicósidos cianogénicos, sustancias que pueden causar intoxicación por cianuro.
  • Hierba gatera: la hierba gatera es tóxica para los gatos. La hierba gatera contiene nepetalactone, una sustancia que puede causar vómitos, diarrea, hiperactividad y convulsiones en los gatos.
  • Lirios: los lirios son muy tóxicos para los gatos. Los lilios contienen sustancias que pueden causar insuficiencia renal en los gatos.

¿Qué problemas ocasionan estas plantas en perros y gatos?

Los síntomas de la intoxicación por plantas tóxicas pueden variar en función de la planta ingerida, la cantidad ingerida y la sensibilidad del animal. Los síntomas más comunes incluyen:

  • Vómitos
  • Diarrea
  • Dolor abdominal
  • Hipersalivación
  • Convulsiones
  • Coma

En algunos casos, la intoxicación por plantas tóxicas puede ser fatal.

¿Cómo evitar que las mascotas se intoxiquen con plantas tóxicas?

La mejor manera de evitar que las mascotas se intoxiquen con plantas tóxicas es eliminarlas de la casa o mantenerlas fuera del alcance de las mascotas. Si tienes plantas tóxicas en casa, asegúrate de que estén colocadas en lugares altos o en recipientes cerrados que las mascotas no puedan alcanzar.

Si tienes mascotas, es importante que conozcas las plantas tóxicas comunes y sus síntomas. Si crees que tu mascota ha ingerido una planta tóxica, ponte en contacto inmediatamente con tu veterinario.

Publicado en: Consejos y Noticias

Deja un comentario