Últimas publicaciones

Publicaciones archivadas

Cambios de comportamiento con el calor

1 Comentario
(5)

Los perros, al igual que los seres humanos, pueden experimentar cambios en su comportamiento cuando están expuestos a temperaturas altas. El calor excesivo puede afectar a los perros de diferentes maneras, y es importante que los propietarios estén conscientes de estos cambios y tomen medidas para proteger a sus mascotas durante períodos de calor intenso. A continuación, se presentan algunos de los cambios comunes en el comportamiento de los perros cuando hace calor:

 

Languidez y letargo: Los perros tienden a volverse menos activos y pueden mostrar signos de letargo cuando están expuestos a altas temperaturas. El calor excesivo puede agotar su energía y hacer que prefieran descansar o dormir en lugar de participar en actividades físicas.

 

Respiración rápida y jadeo: Los perros no sudan como los humanos para regular su temperatura corporal, por lo que utilizan el jadeo como mecanismo de enfriamiento. Cuando hace calor, es común que los perros respiren más rápido y jadeen intensamente para liberar el calor de sus cuerpos.

 

Búsqueda de sombra o lugares frescos: Los perros instintivamente buscarán áreas más frescas cuando sientan calor. Pueden buscar sombra, buscar lugares con corrientes de aire o buscar superficies más frescas, como baldosas o pisos de madera.

 

Menor apetito: Las altas temperaturas pueden reducir el apetito de los perros. Es posible que muestren menos interés en la comida o coman menos de lo habitual. Esto se debe a que el calor puede afectar su sistema digestivo y hacer que se sientan menos atraídos por la comida.

 

Irritabilidad o cambios en el temperamento: El calor excesivo puede afectar el estado de ánimo de los perros y hacer que se vuelvan más irritables o impacientes. Pueden mostrar una menor tolerancia hacia otros perros, mascotas o incluso hacia las interacciones con sus propietarios.

 

Es importante tener en cuenta que el calor extremo puede ser peligroso para los perros y puede llevar a problemas de salud graves, como golpe de calor. Los perros no pueden regular su temperatura corporal de manera tan eficiente como los humanos, por lo que es crucial tomar medidas para mantenerlos frescos y evitar la exposición excesiva al calor. Algunas medidas que se pueden tomar incluyen proporcionarles acceso a agua fresca en todo momento, evitar sacarlos a pasear durante las horas más calurosas del día y brindarles un ambiente fresco y sombreado en el hogar.

 

Si se observan cambios drásticos en el comportamiento de un perro durante el calor, como letargo extremo, debilidad, vómitos o diarrea, es importante buscar atención veterinaria de inmediato, ya que estos pueden ser signos de un problema de salud relacionado con el calor.

 

Clica en este enlace para acceder a los artículos de verano de Piensos Anlú

Publicado en: Consejos

Deja un comentario

Comentarios

  • Cambios en comportamiento
    por:Gloria Díaz publicado 24/05/2023
    Calificación:
    5.0

    Es verdad que mi perro come menos con el calor, aunque estos días está raro, fuimos al veterinario y nos han dicho que es por el tiempo, que está bien, pero que se aplatanan con el calor.